Digitalización en la industria cerámica: una transformación hacia la eficiencia y la innovación

La industria cerámica en Castellón, epicentro de la producción nacional con un notable 94% del total de España, está experimentando una revolución gracias a la transformación digital. Con una concentración geográfica intensa, donde el 80% de las empresas cerámicas del país se localizan, Castellón destaca por su volumen de producción y por su por su liderazgo en tecnología, diseño y calidad.

Este sector representa un 19.7% del PIB industrial de la Comunidad Valenciana y contribuye con el 2.9% al PIB nacional. Las exportaciones constituyen aproximadamente el 77% de su facturación total, lo que subraya su importancia en el mercado global.

Los fabricantes de azulejos y pavimentos cerámicos de Castellón son reconocidos mundialmente por su avanzada tecnología y diseño superior. Paralelamente, los fabricantes de fritas, esmaltes y colores cerámicos se destacan por ser líderes en I+D+i, calidad y servicio al cliente a nivel internacional. De igual manera, y no menos importante, los fabricantes de maquinaria y bienes de equipo para la industria cerámica han sido pioneros en el desarrollo e implementación de tecnologías disruptivas como la decoración digital.

 

El rol de la digitalización

 

En este contexto, la digitalización ha emergido como un pilar fundamental para esta industria, abarcando desde la optimización de la producción hasta la mejora en la eficiencia energética y reducción de costos operativos.

La adopción de tecnologías como, la inteligencia artificial (IA), y el Internet de las Cosas (IoT) podría permitir una producción más eficiente y personalizada. A través de nuevas herramientas, como la IA, se está optimizando los procesos de producción, desde la mezcla de materias primas hasta el control de calidad, asegurando una mayor consistencia y calidad del producto final. La inteligencia artificial está transformando la industria al permitir la detección de anomalías y la evaluación de su impacto en los procesos.

La integración del IoT en las operaciones cerámicas, por su parte, ha renovado la gestión de la cadena de suministro, mejorando la trazabilidad del producto y la eficiencia logística. Estas tecnologías mejoran la producción mientras reducen el impacto ambiental de la industria, alineándose con los crecientes requerimientos de sostenibilidad.

 

Control de calidad y sostenibilidad

 

Otro de los factores que ayuda a impulsar la digitalización de la industria es la inversión en I+D+i que se está llevando a cabo en este sector. El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) ha lanzado una ‘spin off’ que implementa tecnologías avanzadas para el control de calidad, utilizando telemetría láser y rayos X para inspeccionar la densidad de las piezas cerámicas. 

Este sistema permite una inspección no destructiva de las piezas, asegurando que las baldosas cumplen con los estándares de calidad antes de proceder a la cocción. Esta capacidad de detección precoz de defectos puede prevenir pérdidas de producción asegurando la calidad y homogeneidad del producto final, lo que se traduce en una producción más sostenible al reducir mermas y deformaciones​.

 

Desafíos y oportunidades de la transformación digital

 

A pesar de los beneficios claros, la transición hacia la digitalización presenta desafíos significativos, especialmente para las pymes en áreas altamente especializadas y tecnificadas como Castellón: 

1. Inversión inicial elevada: La adopción de tecnologías avanzadas como la telemetría láser, rayos X o sistemas automatizados de control de calidad requiere una inversión significativa.

2. Capacitación y adaptación del personal: Integrar nuevas tecnologías implica adaptación de las habilidades del personal. Pueden existir limitaciones en cuanto a recursos para capacitar a sus empleados en el manejo de nuevas tecnologías y sistemas digitales avanzados, lo cual es esencial para maximizar los beneficios de la digitalización.

3. Mantenimiento y actualización tecnológica: Una vez implementadas, las tecnologías avanzadas requieren mantenimiento y actualizaciones periódicas para asegurar su funcionamiento óptimo y seguridad.

4. Competitividad y presión del mercado: La transformación digital puede ampliar la brecha entre las empresas que pueden permitirse invertir en nuevas tecnologías y las que no. Esto puede afectar la competitividad de las pymes en un mercado global donde las grandes empresas ya están implementando estas soluciones.

 

La era digital ofrece una oportunidad sin precedentes para que el sector cerámico de Castellón lidere en innovación y crecimiento sostenible. Es imperativo que todas las partes interesadas se involucren activamente en este proceso de transformación, redefiniendo lo que es posible en el mundo de la cerámica y asegurando un futuro próspero para la industria.