El clúster cerámico

Este clúster es de vital importancia para la provincia, ya que no solo tiene un impacto significativo sobre el PIB, sino también en términos de empleo, recaudación fiscal y exportación. Además, no solo se limita a estas tres industrias. Hay otros agentes cruciales que juegan un papel en este ecosistema, como las universidades que investigan y desarrollan tecnologías cerámicas, los puertos que facilitan la exportación, y las empresas de servicios que sostienen y complementan la producción y distribución.

Castellón y la cerámica están inextricablemente entrelazados, formando una simbiosis que beneficia no solo a la industria, sino a toda la provincia. Esta relación simbólica se manifiesta en la idea de que «Castellón es cerámica y la cerámica es Castellón». Es notable cómo esta industria ha permanecido casi exclusivamente dentro de la provincia, demostrando su carácter singular y su importancia intrínseca para la identidad y economía de la región.

El clúster cerámico en la provincia de Castellón se configura como un robusto ecosistema económico y social que es emblemático no solo de la región, sino que es único en todo el mundo. Este conglomerado está compuesto por tres pilares industriales fundamentales: la fabricación de baldosas, representada por ASCER; la creación de esmaltes y tonalidades cerámicas; y aquellos dedicados a la elaboración de maquinaria específica para este sector.